Consejos para el Cuidado de tus Joyas

Éstos son los consejos o sugerencias más importantes para mantener sus joyas en las mejores condiciones. 

El uso diario es el principal responsable de que las piezas de joyería sufran un desgaste, por lo que una buena 

conservación es la garantía para que se mantengan perfectas.

 

01. Conservación

Para evitar que las joyas se rayen, se recomienda guardarlas en su estuche original sin que entren en 

contacto con otras joyas.

02. La limpieza debe ser como una caricia

Limpiaremos nuestras joyas de oro y plata con jabón neutro, un cepillo suave y agua tibia. Después de un 

aclarado con abundante agua y de un minucioso secado, la piezaqueda como nueva.

El oro y la plata pueden oxidarse en contacto con el aire. Esta reacción puede acentuarse por la acción del 

Ph de la piel. Como consecuencia, el oro adopta un tono rojizo y la plata un tono amarillento ennegrecido. 

Para limpiar sus joyas, puede limpiarlas fácilmente usted mismo con una gamuza no abrasiva.

03. Diamantes y gemas merecen un trato delicado

Deben evitarse golpes sobre superficies duras y cambios de temperatura extremos. El diamante es la gema 

más dura, pero a la vez es frágil; al contrario que otras gemas, no se raya, pero puede romperse. Las pulseras y 

sortijas con diamantes u otras gemas deben tratarse con especial cuidado ya que están sometidas al uso diario 

y continuado. Las gemas pueden presentar características que las hacen únicas e irrepetibles. Las pequeñas 

variaciones e inclusiones, rastros diminutos de otros minerales, que presentan las convierten en exclusivas.

04. Mantener los enemigos a distancia

Cualquier metal noble es agredido por el mercurio de forma permanente, por lo que debemos evitar el más 

mínimo contacto. En caso de producirse accidentalmente, será urgente llevar la pieza a la joyería más cercana

para que el mercurio sea eliminado en el taller y se detenga su deterioro. Las joyas con gemas de cristal y/o 

esmalte son especialmente sensibles a los productos químicos. Las perlas cultivadas y los corales merecen 

una atención especial. Son de origen orgánico y pueden ser atacados por cosméticos, lacas y perfumes o 

colonias. Para limpiarlos, un paño de algodón húmedo y una gota de jabón neutro son lo más adecuado.

05. Joyas a las que no les gusta el agua

No es aconsejable mojar aquellas joyas con filamentos entrelazados, cuero o piel. Tampoco se recomeinda ducharse o bañarse con ellas.

06. No intente manipular sus joyas

Las joyas no deben ser forzadas. Si desea realizar algún ajuste o modificación, deje que se encargue un profesional.

Carrito

Tu cesta está vacía!
 Iniciar sesión
Dirección e-mail:


Contraseña: